Saltear al contenido principal
Pezón Invertido

Pezón Invertido

El pezón invertido, es una anomalía que consiste en el hundimiento del pezón dentro de la aréola, presentando el aspecto de un hoyo o un agujero. Se produce cuando los conductos del pezón son cortos y lo retraen hacia adentro. Puede ser uni o bilateral. Esta deformidad puede producir angustia o verguenza a las mujeres que a veces la ocultan y no piden ayuda.

Causas del Pezón Invertido

Las causas pueden ser:

  1. Congénitas desde el nacimiento los conductos del pezón están acortados y fibrosados lo cual lo retrae.
  2. Adquiridas  . las causas son : Mastitis, Cirugias  , cancer de mama

Tipos de pezones invertidos

Hay tres tipos de pezones invertidos:

Grado 1. La inversión es corregida con la manipulación.

Grado 2. La inversión se corrige con la manipulación pero el pezón vuelve a invertirse.

Grado 3.  Solo se corrige la inversión con un tratamiento quirúrgico

Tratamientos no quirúrgicos del pezón invertido

Los ejercicios de Hoffman. Se trata de coger los pezones con los dedos , estirarlos y realizar movimientos de rotación con los dedos. Se aconseja realizarlos 2 o 3 veces al día.

Escudos formadores .Son dispositivos en forma de anillos que se adaptan a la aréola, están cubiertos por una cúpula de plástico y el pezón protruye por un orificio central.

Tratamientos quirúrgicos del Pezón Invertido

En mujeres jóvenes que desean embarazarse, hay que advertirles que después de la cirugía, les será imposible amamantar. En todas las técnicas quirúrgicas hay que seccionar los conductos galactóforos, ya que la retracción de éstos, son los que originan el problema.

La cirugía es muy simple, se realiza con anestesia local. Se efectúa una incisión mínima en la areola, en la base del pezón, y desde aquí se seccionan los galactóforos. Luego hay que traccionar el pezón con una sutura, un ganchito o con un pircing para que no vuelva a retraerse.

En nuestra consulta no recomendamos realizar esta técnica conjuntamente con una mastopexia (reducción mamaria) ya que debilitaría la circulación del pezón . Si preferimos  hacerla conjuntamente con un aumento mamario.

En los tipos 1 y 2 a veces después de un aumento, la deformidad mejora o se corrige y ya no es necesario operar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba