Saltear al contenido principal
Rinoplastia, Identidad E Imagen

Rinoplastia, identidad e imagen

La Rinoplastia Estética es la cirugía encaminada a modificar forma y tamaño nasal, mejorando así la imagen del paciente.

La nariz, es una estructura estática comparada con el aporte dinámico, expresivo y de movimiento que aportan los ojos y la boca. Aunque no tiene movimiento, la nariz, representa un rol fundamental en la formación de la imagen general, no solo de la imagen facial. Ademas de la forma y tamaño de ojos y boca, uno de los rasgos que mas definen una cara es la nariz, que imprime personalidad propia a cada rostro.

Sexo y edad

La Rinoplastia no tiene un límite en cuanto a la edad, siempre que el paciente goce de buena salud y sus pruebas preoperatorias estén normales. En individuos añosos donde existe un sobrante excesivo d epiel nasal, a veces se deben practicar incisiones horizonytales, camufladas en arrugas para quitar esta pie.

En cuanto al sexo, se operan mas las mujeres que los hombres, pero el porcentaje de hombres, está aumentando notablemente estos últimos años. Los hombres por motivos laborales están muy preocupados por mantener una imagen joven y atractiva. La competitividad laboral se los exige.

Diálogo con el cirujano

Es fundamental el dialogo abierto del paciente con su cirujano. La rinoplastia puede mejorar la imagen y fortalecer la identidad del paciente, pero no cambiará su vida sentimental ni laboral. No se deben crear falsas expectativas con respecto a los resultados. El paciente debe entender que podrían surgir factores imprevistos en el postoperatorio. Por ejemplo fibrosis, cicatrización anómala, deformaciones de cartílagos, etc, que llevarían a un retoque de la rinoplastia primaria. Ante la posibilidad de un retoque, el paciente debe calmar su ansiedad y comprender que debe esperar como mínimo 6 meses para realizarlo. La espera permite ver con mas claridad las estructuras de la nariz después que el edema ha disminuido.

Tendencia

La tendencia en la actualidad es lograr una imagen natural y agradable realizando maniobras quirúrgicas mínimas pero indispensables. La nariz debe armonizar con el resto del rostro, con la personalidad, la identidad y el gusto del paciente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba