Rino Anestesia BUENA

Rinoplastia y anestesias

El tratamiento de Rinoplastia estética se puede realizar con 3 tipos de anestesias: local únicamente, local y sedación y con anestesia general.
Una inquietud que con frecuencia poseen nuestros pacientes, es el tipo de anestesia que se le suministrara durante la Rinoplastia. Existen miedos, tabúes y mitos con respecto a la anestesia general. El dialogo franco médico – paciente y la información detallada sobre las distintas anestesias, tranquilizará y otorgará seguridad al paciente. El día de la cirugía deberá concurrir sin temores, seguro y sin dudas.

 Anestesia local y sedación y Rinoplastia

En este caso el paciente esta dormido, pero respira por sus medios , en la anestesia general, esta conectado a un respirador. Se utiliza para rinoplastias cortas, preferiblemente sin osteotomías, o para pequeños retoques de nariz

Anestesia Local y Rinoplastia

La local únicamente, no es una técnica cómoda ni segura El paciente tendrá dolor cuando el médico la infiltra, escuchara sonidos y comentarios del quirófano que podrían inquietarlo y ponerlo nervioso. También sentirá dolor y molestias en el momento en el que se realicen las osteotomías. Esto no es cómodo para el cirujano, el cual para acortar el tiempo quirúrgico puede no terminar de ejecutar las maniobras correspondientes

Anestesia general y Rinoplastia

Es la nuestra técnica preferida. El cirujano, puede tomarse el tiempo que necesita para concretar los detalles de esta cirugía.  La función respiratoria del paciente está controlado por el anestesista, por lo cual, el riesgo es menor. A pesar de utilizar una anestesia general, el ingreso es de 4-6 hs debido a la rápida recuperación postanetésica. El paciente debe tomar consciencia, que al despertarse de la anestesia, deberá respirar por la boca, debido a la presencia de tapones nasales.
En nuestra clínica de cirugía estética en Madrid realizamos la mayor parte de las Rinoplastias, con anestesia general. Tratamos de informar al paciente de sus beneficios, por ser ésta una practica segura, cómoda para el paciente y para el cirujano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *